Planillo para Revista

Planillo-1-imagen

Anuncios

Síntesis del estilo visual

7.- Síntesis del estilo visual

 

Estilo

El estilo es la síntesis visual de los elementos, las técnicas, la sintaxis, la investigación y la finalidad básica. Su definición es: una categoría o clase de la expresión visual conformada por un entorno cultural total. El estilo influye sobre la expresión artística, casi de la misma manera que las convenciones. Pero las reglas estilísticas son más sutiles que las convenciones y ejercen sobre el acto creativo más influencia que control.

En las artes visuales, el estilo es la síntesis última de todas las fuerzas y factores, la unificación, la integración de numerosas decisiones y grados. En el primer lugar está la elección del medio y la influencia de ese medio sobre la forma y el contenido. Tenemos después el propósito, la razón por la que algo se hace: para la supervivencia, para la comunicación, para la expresión personal. La realización actual presenta una serie de opciones: la búsqueda de decisiones compositivas mediante la elección de elementos y el reconocimiento del carácter elemental; la manipulación de los elementos a través de técnicas apropiadas. El resultado final es la expresión individual dirigida por todos o la mayor parte de los factores mencionados, pero influida principal y profundamente por lo que está ocurriendo en el entorno social, físico, político y psicológico, entorno que es crucial para todo lo que hacemos y expresamos visualmente.

Casi todos los productos de las artes y los oficios visuales pueden relacionarse a lo largo de la historia del hombre con cinco categorías amplias del estilo visual: primitivo, expresionista, clásico, embellecido y funcional. Los estilos y escuelas menores se relacionan por su carácter con una o varias de estas categorías generales.

Primitivismo

Definir lo primitivo como un estilo basado en una finalidad y en unas técnicas es la única manera de hacerlo. El arte y el diseño primitivo son estilísticamente sencillos, es decir, no han definido técnicas de reproducción realista de la información visual natural. Es un estilo muy rico en símbolos, con una intensa adscripción de significado y, por esta razón, seguramente tiene mucho más que ver con el desarrollo de la escritura que con la expresión visual.

El símbolo es característicamente la taquigrafía de la comunicación visual y siempre que se usa, especialmente en el arte primitivo, canaliza una gran energía informativa desde el creador a la audiencia.

Expresionismo

Está estrechamente relacionado con el estilo primitivo; la única diferencia importante entre los dos es la intensión. El expresionismo usa la exageración deliberadamente para distorsionar la realidad. Es un estilo que pretende provocar la emoción, sea religiosa o intelectual.

La distorsión, el énfasis en la emoción, hacen del estilo bizantino un ejemplo típico de estilo expresionista.

Clasicismo

Formalizaban su arte recurriendo a las matemáticas, desarrollando una fórmula que guiase sus decisiones de diseño y a la que dieron el nombre de Sección Aurea. La elegancia visual que perseguían estaba vinculada a este sistema, pero la rigidez propia del mismo era enaltecida por una ejecución por una ejecución perfecta y mitigada por los cálidos efectos de la decoración escultórica, pictórica y de los artefactos que realzaban la infraestructura subyacente de su fórmula.

Estilo embellecido

Es el que insiste en suavizar las aristas con técnicas visuales discursivas que produzcan efectos cálidos y elegantes. Este estilo no sólo es rico en sí mismo por la complejidad de su diseño, sino que además va asociado a la riqueza y el poder.

Funcionalidad

Se trata de una metodología que diseño íntimamente ligada a consideraciones económicas y a la regla de la utilidad. La diferencia fundamental entre las otras aproximaciones estilístico-visuales y el estilo visual es la búsqueda de belleza en las cualidades temáticas y expresivas de la estructura subyacente básica que hay en cualquier obra visual.

8.- Las artes visuales: función y mensaje

Los datos visuales pueden transmitir información: mensajes específicos o sentimientos expresivos, ya sea intencionalmente o con un fin definido, ya sea oblicuamente o como subproducto de una utilidad. Un medio visual puede cumplir muchas funciones al mismo tiempo. Las finalidades de los medios visuales se mezclan, interactúan y cambian la complejidad de un caleidoscopio. Para comprender los medios visuales es preciso que basemos nuestro conocimiento de los mismos en un criterio amplio.

Aspectos universales de la comunicación visual

Algunas vienen dictadas por las mismas limitaciones de la alfabetidad verbal.

La comunicación pictórica dirigida a grupos de baja cultura debe ser sencilla y realista si quiere ser eficaz. La comprensión visual es un medio natural que no necesitan aprenderse sino sólo refinarse mediante la alfabetidad visual. Sin embargo, al igual que en el lenguaje, la comunicación visual efectiva debe evitar la ambigüedad  de las claves visuales y procurar expresar las ideas de la manera más simple y directa.

Mediante la expresión visual somos capaces de estructurar una formulación directa; mediante la percepción visual experimentamos una interpretación directa de lo que estamos viendo. El medio visual más directo, aunque informal es aquel en el que participamos todos consciente o inconscientemente mediante la expresión facial o un gesto corporal.

Escultura

La palabra escultura procede del latín sculpere, tallar aunque el segundo método más importante de la escultura no sea la talla sino un proceso de construcción que emplea materiales blandos como la cera o el barro. Esto posibilita una mayor experimentación y unos cambios más numerosos, de modo que durante el proceso de ejecución la obra nunca está completamente acabada y de esta manera se pueden corregir los errores sin dificultad.

Arquitectura

La arquitectura comparte con la escultura su carácter dimensional. En arquitectura, la dimensión encierra un espacio cuya finalidad primaria es proteger al hombre de las inclemencias de su entorno. Un edificio cualquiera es un problema de composición de los elementos visuales del tono, el contorno, la textura, la escala y la dimensión.

Pintura

Casi todos los elementos visuales están presentes en la pintura: la línea, el contorno, el tono, el color, la textura, la escala, y por sugestión e implicación, la dimensión y el movimiento. La composición incorpora el proceso de manipulación de los elementos mediante el uso de técnicas destinadas a lograr el efecto proyectado.

Ilustración

La producción masiva de libros y periódicos, resultado de una mayor perfección técnica en la reproducción impresa, abrió un nuevo campo a los artistas, el de la ilustración.

La cámara y su inconmensurable capacidad de registrar detalles visuales, se ha entrometido continuamente en el terreno del ilustrador. Pero la televisión así como el gusto y las reacciones del público, han contribuido considerablemente a disminuir el campo de acción del ilustrador.

Diseño gráfico

El diseñador gráfico que conocemos hoy no aparece hasta que se produce la verdadera revolución industrial del siglo XIX, cuando el perfeccionamiento de las técnicas de impresión y de fabricación de papel posibilitó efectos decorativos mayores en la manipulación del texto y la ilustración.

Oficios

Los artesanos ocupan hoy un lugar especial y casi esotérico en la sociedad. Los oficios –alfarería, tejido, trabajos en metales y madera– además de constituir un medio de abastecer un mercado de gusto específico, ejercen un atractivo cada vez mayor como actividad de tiempo libre.

Diseño industrial

El diseñador industrial se convirtió en el artesano de los tiempos modernos y la palabra diseño adquirió un nuevo significado: la adaptación de un producto a la producción en serie.

Fotografía

El desarrollo de la fotografía supuso una revolución completa para las artes visuales. El estatuto del artista y su relación con la sociedad fu totalmente subvertido; su especificidad irremplazable se vio alterada para siempre por culpa de este nuevo método de obtener imágenes, capaz de registrar mecánicamente cualquier detalle. El especial talento y los años de formación que conformaban y endulzaban las habilidades artísticas sufrían ahora el reto de una maquina capaz de ser manejada por cualquiera, tras un periodo comparativamente muy corto de aprendizaje.

La fotografía tiene una característica que no comparte con ningún otro arte visual: la credibilidad.

Cine

Si la fotografía está representada por 1/8 de pulgada en la escala de la historia visual, el cine apenas si sería un punto. Los experimentos de Edison y el triunfo mecánico de Lumière, aprovecharon el fenómeno de la persistencia de la visión para obtener fotografías que registraban el movimiento. El cine se debatió  bajo el viejo dilema entre la expresión artística y el éxito financiero. Incluso por los equipos primitivos, hacer una película requería capital y, por tanto, cierto control sobre el producto final.

9.- Alfabetidad visual: cómo y por qué

La alfabetidad visual implica comprensión, el medio de ver y compartir el significado a cierto nivel de universalidad previsible, lograr esto requiere llegar más allá de los poderes visuales innatos al organismo humano, más allá de las capacidades intuitivas programadas en nosotros para la toma de decisiones visuales sobre una base más o menos común, y más allá de la preferencia personal y el gusto individual.

La alfabetidad visual, aparte de suministrar un cuerpo de información y experiencia compartida, conlleva una promesa de comprensión culta de esa información y esa experiencia. El lenguaje es un medio de expresión y de comunicación y, por tanto, un sistema paralelo a la comunicación visual.

Es preciso que los educadores respondan a todos los que necesitan ampliar su capacidad para la alfabetidad visual. Y ellos mismos deben llegar a comprender que la expresión visual no es ni un pasatiempo ni una especia de magia mística y esotérica. Entonces existirá una clara oportunidad de introducir un programa de estudios que considere personas cultas a las que estén tan visualmente alfabetizadas como hoy lo están verbalmente.

Es importante una metodología; y es vital la inmersión profunda en los elementos y técnicas; se impone un lento proceso de avance paso a paso. Esta aproximación puede abrir las puertas a la comprensión y el control de los medios visuales. Pero el camino es largo y el proceso lento.

La alfabetidad significa en último término capacidad de expresarse y comprender, y esta capacidad, sea verbal o visual, puede ser aprendida por todos. Y debe serlo.

Dinámica del contraste

Dinámica del contraste

Contraste y armonía

El contraste es, en el proceso de la articulación visual, una fuerza vital para la creación de todo un coherente. En todas las artes el contraste es una poderosa herramienta de expresión, el medio para intensificar el significado y, por tanto, para simplificar la comunicación.

Reducir la tensión, racionalizar y explicar, resolver las confusiones, todo ello parece predominante en las necesidades del hombre. Sólo el contexto de la conclusión lógica de esta indagación indicable y activa resulta claro el valor del contraste.

El contraste es la contrafuerza de este apetito humano. Desequilibra, sacude, estimula y atrae la atención. Sin él, la mente se movería hacia la erradicación de toda sensación creando un clima de muerte, de no ser.

El papel del contraste en la visión

En la alfabetidad visual, la importancia del significado del contraste comienza en el nivel básico de la visión o no visión de la presencia o ausencia de la luz.

En su estado visual elemental, la luz es tonal, y oscila desde la brillantez (voluminosidad) a la oscuridad, pasando por una seria de escalones que constituyen gradaciones muy sutiles.

La presencia o ausencia del color no afecta los valores tonales; estos son constantes y conservan una importancia mucho más mayor que el color para la visión, así como para el diseño y la realización de mensajes visuales.

El papel del contraste en la composición

La visión está intensamente relacionada  con la presencia de patterns, proceso que plantea la necesidad de discernimiento. En la tecnología de las técnicas visuales, aguzamiento se puede considerar equivalente a contraste y nivelación a armonía. Pero sea cual fuere el lenguaje descriptivo que utilicemos para designar los dos polos de la composición visual, el nivelado o el aguzado, lo importante es que ambos son instrumentos excelentes para construir una formulación visual con caridad.

La regularidad absoluta puede reforzarse y regularse encaminándola hacia un resultado final perfecto dentro de una formulación visual. Es fácil determinarla y sencillo responder a ella.

Los elementos visuales no son simétricos. No se equilibran en el sentido obvio que lo hacen. Pero el equilibrio no tiene por qué adoptar la forma de simetría. El peso de los elementos,  el diseñador puede ajustarse también asimétricamente. El área intermedia entre la nivelación y el aguzamiento es confusa y poco clara, normalmente debemos evitarla por dar lugar a una comunicación tan mala como estéticamente fea.

Hay que evitar la ambigüedad por ser el efecto visual más indeseable.

El contraste, como estrategia visual para aguzar el significado, no sólo puede excitar y atraer la atención del observador sino que es capaz también de dramatizar ese significado para hacerlo que parezca más importante y más dinámico.

Esto es el contraste, una organización de los estímulos visuales orientada a la consecución de un afecto intenso pero la intensificación del significado va más allá de la yuxtaposición de elementos visibles.

El contraste de una herramienta esencial es la estrategia del control de los efectos visuales y, en consecuencia, del significado. Pero el contraste es al mismo tiempo un instrumento, una técnica y un concepto. El significado esencial de la palabra contraste: estar el contra.

El contraste es el aguzador de todo significado; es el definidor básico de ideas. Este, como herramienta visual valiosa, es el punto de referencia obligado en todo momento, desde la etapa generalizada de la composición visual hasta el carácter específico de cada elemento visual que se haya elegido para articular y expresar visualmente las ideas.

Contraste de colores

El tono desaloja al color en nuestro intercambio con nuestro entorno y, por tanto, tiene más importancia que el color en el establecimiento de contraste. De las tres dimensiones de color (el matiz, es el tono y el croma) el tono es la que domina.

Contraste de contornos

El contraste intensifica necesariamente las intenciones del diseñador.

Contraste de escala

Como técnica visual, el contraste puede identificarse aún más yuxtaponiendo diferentes medios.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑